Etapa aborígen

menceyatos
Mapa de Tenerife antes de la conquista

Arico constituía el sector más septentrional del Menceyato de Abona, limitado al nordeste con el Menceyato de Güímar, al oeste con el de Adeje y al norte con el de Taoro en el área pastoril de cumbres. Respecto a sus límites hay una cierta discrepancia, ya que algunos investigadores han sugerido como posible frontera con Adeje el barranco de La Orchilla, el del barranco del Rey o una línea que, partiendo de Vilaflor, llegara hasta la punta de la Rasca.; mientras que para el límite con Güímar, sugieren el barranco de Herques, el de Tamadaya o el barranco del Río (siendo estos últimos el límite, todo o parte del moderno término municipal pertenecería al menceyato de Güímar). Sin embargo, el historiador tinerfeño Juan Bethencourt Alfonso 00000, ubica  la «capital» del menceyato de Abona en torno al moderno núcleo de El Río.

Según la tradición, el último mencey del Menceyato de Abona fue Adxona (’hombre fuerte u orgulloso’), aunque se ha descubierto un guanche llamado Atguaxoña (‘hijo del hombre fuerte u orgulloso’) por lo que tuvo que ser su hijo, y por lo tanto este fue el último mencey y no su padre.

Mencey de Abona
Mencey de Abona

La población guanche se asentaba en lomos y barrancos con disponibilidad de agua, mediante pequeños poblados de cuevas naturales y cabañas, como forma de hábitat estable y permanente. Tan solo una parte, aquellos encargados de cuidar el ganada, practicaba la trashumancia de costa a cumbre.

Este menceyato fue uno de los que se unieron a los conquistadores esperando tener un futuro mejor, pero finalmente fueron traicionados por el adelantado Alonso Fernández de Lugo.

Anuncios